8 de abril de 2018

He viajado, he viajado ...

Querida:

He viajado. He viajado,
hombre de piel como palabras,
he viajado por lo que queda del alma
y no estoy de acuerdo.
Tristeza agrandada por sus contradicciones,
soy el dolor del siglo que no duele.
Más que la atroz materia que destruye,
un simple giro del lenguaje.
A la palabra amor ,
le puse cascabeles como a la lepra antaño.
A la palabra madre,
le puse un cataclismo entre las piernas
y una belleza masculina en la mirada.
Ojos de miel combiné con mi patria
y me dejé llevar por la marea.
Llené el mar de palabras antiguas
y hundí el mar.
De la mujer hice una frase.
Detuve su infatigable locura,
toda locura entre mis letras.
Al tembloroso, avergonzado sexo,
le agregamos torrentes, cataratas.
Ella existe,
ha nacido en mis versos.
Poesía de fuego,
donde el dragón es ella y la palabra.
Te escribo, ¿ ves? , te escribo,
como antaño el hombre se escribía.
Hago que tus gemidos,
yegua loca pariendo la mañana,
abandonen tu cuerpo.

Miguel Oscar Menassa
Del libro:  POEMAS Y CARTAS A MI AMANTE LOCA POETA PSICOANALISTA. 
Editorial, Grupo Cero. 
Colección: Poesía y Psicoanálisis 

7 de abril de 2018

Ella escribe

En el refugio de tus besos
vivo y muero,
la carne se hace universo,
peces rojos juegan a cazarnos
atraídos
por los fluidos del amor,
conjuran inmortalizarnos como
los dioses del verbo,
un reflejo sin tiempo nos envuelve
para siempre.
Ella te escribe.

9 de enero de 2018

ESCRIBIR MÁS ALTO I

Encima de la hoja
como hembra,
montada sobre la pluma,
desnuda de mi misma,
penetrándome la letra del poeta,
derramo lo que él no puede de mi.

La máscara es perfecta
atraviesa la mirada de los sexos,
levanta las cadenas del amor
sobre el mundo y
una alfombra de fuego
dirige a la alcoba del deseo.

Exultante frenesí.

4 de enero de 2018

INTENSAMENTE ¿UN SUEÑO?

Soñé y lo recordé al despertar,
era la hora del medicamento,
la asistente entró de golpe
y en ese instante
con la claridad a flor
de la celuloide,
la imagen corría sola
junto al amanecer,
los personajes vestían del mismo
color,
la fiesta en blanco de alguna otra
época, se deslizaba sobre pisos de
madera clara, paredes de madera
clara.
Ventanales como balcones a la mar
abren un azul celeste, más blanco que el
blanco,
hombros descubiertos y
bronceados de erotismo
agitan la libido del lenguaje,
vienen y van
frases al oído,
detrás del abanico,
por debajo de las sombras
del sombrero,
saliendo de unos labios rojos,
O esculpiendo en el tiempo
otro tiempo.

Entre copas canta el viento
el poema que se está
escribiendo en otro lugar,
discurriendo
esa, es la joya del sueño,
las sábanas de la confianza
entre humedades humanas.

Esas paredes de madera clara,
esos pisos de madera fina,
fueron periódicos,
torres de periódicos, que hicieron calles y
avenidas,
tránsito de gente en direcciones
alternas,
la vestimenta en blanco
se cayó en los colores del otoño,
los hombros desnudos
se pusieron pantalones
y chalecos;
la cocina repleta de alquimia
mezcla el deseo y el amor,
en la comarca de los sueños
colindando con las fisuras de lo real y
una olla de versos calientes,
hirviendo como el agua
de las grutas del edén
o de mi vientre;
trabajan;
un florero nuevo
visitando la tumba del Poeta, un cadáver
nuevo en el panteón,
una niña regando las flores que le
encomendó la abuela,
y la abuela leyendo libros que ya son
suyos.
La estancia contiene los retratos
vivos
del protocolo,
suenan los timbres de las campanas y
se asoman las manecillas de aquel
tiempo familiar,
bailarines inanimados circulan
60 segundos y vuelta.
Nos hemos metido a una casa,
a la casa de ella,
a sus ropas,
a la presencia
de su olor,
a la ausencia de sus silencios.

Se abrió una puerta
y se abrieron las 2001 puertas.

-->
¡Feliz año!

9 de octubre de 2017

No hay nada en mi

No hay nada en mi 
que me pertenezca
nazco cada vez en tu canto
cometa multicolor
hora una
hora otra
hiervas agitándose como mi aliento
arrebatado de pasión
enredándose
cuerpo a cuerpo
entre palabras,
no hay nada en mi.

Solo, el otro.

A mi lado
una mano,
por doquier una sombra,
del mundo
una pluma.
Para el mundo
esta hoja que no cae.
Afuera
todo lo demás.

6 de agosto de 2017

LUNAS

Muchas lunas
nos yuxtaponen amores
otras
destinos que cambian el fin
muchas otras
hablan de la infancia
y cualquier otra
deseos
deslumbrantes y heterogéneos
a la mirada.
Entrecuzadas
atravesada por el otro
el semejante
el diferente
el que cohabita el lenguaje,
se construyen pilares de confianza
en el valle de los dioses,
templo y santuario
para mortales.
Donde la carne se hizo verso.

12 de julio de 2017

Desengaño

Creí necesidad como alas al vuelo;
no fue suficiente,
el vuelo jamás se alzó.

Confundí falta y necesidad.
Equivoque el vuelo.

Como quería;
el camino,
no era.
Era lo que deseaba,
el camino.

Deshacerme de mi necesidad,
de mis creencias,
de mis razones,
de mis argumentos,
de mis juicios y conclusiones,
despojarme de ésta que no conozco.

La falta de esa Yo misma me permite por instantes
volar ahí donde los límites del infinito me desargumentan y configuran en otra.

Entre pasos.

Falta que me olvida y recuerda en el camino.


De la plaquette "La Visita", 2005.